Reflejos de luz

En el Callejón de Huaylas, por Yungay. Decidimos dejar el transporte que nos llevaba y caminar por toda esa hermosa zona rural. Cuantos prejuicios e ignorancia noto hacía Sudamérica y nuestras raíces.  

1 comentario:

Aracely dijo...

Diego…
Llevaba un tiempo sin pasar por aquí y tengo que admitir que siempre me sorprendes, logras dejarme mirando una foto tras otra y realmente es increíble lo que logras transmitir…
Me encantan, un abrazo y mis felicitaciones!!!!